Skip to main content

Nueva página web del SOV de Madrid

¡Hola! Tenemos nueva página web: www.sovmadrid.org
La página que estás viendo en estos momentos solo tiene información antigua.
Accede a nuestra nueva página web para estar al día de los últimos comunicados del sindicato.
¡Salud!

Tras la excursión a los Miradores de Cercedilla, del 14 de Enero...

Posted in

Por Niño Galleta - SOV de Madrid

Seis compas nos hemos ido este sábado 14 de Enero "a la Sierra", a darle caña a nuestro cuerpo serrano y a disfrutar de la Naturaleza (no hicimos nada que ella no quisiera...); a contemplar el paisaje en lugar de volvernos ascetas contemplativos; a dar rienda suelta a la afición por la fotografía, como es mi caso; procurando que el paseo no fuera convertido en carrera de fondo para coleccionar cuantos más lugares hermosos, mejor. Qué bien escribo, leñe... Parezco Sánchez Dragó.

La sensación que me queda de esta salida es la siguiente: la CNT es un sindicato, pero, tal como se dice del Fútbol Club Barcelona y salvando las distancias, es "algo más" que un sindicato: debido a nuestra forma de organizarnos y aunque no sea por afinidad, este sindicato es un generador de compadreo -que llamo yo- potentísimo. Además de nuestra lucha sindical contra quienes nos niegan la necesidad que tenemos de ser felices-libres, procurando destruirles mientras creamos Anarquía; además de esta lucha, por otro lado, tenemos esa otra más alegre: el de las excursiones, celebración de comidas y cenas, tomándonos unas cañas, refrescos, agua o nada después de las asambleas, concentraciones o manis, colocando las puertas del local, etc. Con estas actividades nos tratamos sin ese componente chungo de la lucha que es el "contra". Sin contras, vamos "a favor de": nos deslizamos. Por eso, a mí me da la sensación de que las cosas realmente están en su sitio, que hay armonía, que sonrío todo el tiempo y no me acuerdo de lo que es estar preocupado por qué me pasará a mí y/o a la gente que me rodea.

El enfrentamiento, la tensión, el no ser feliz es una circunstancia a la que me obligan "los malos": es una imposición. Agarro del cuello al patrón, porque con su actitud me violenta: él me agarra a mí del cuello de otra manera menos física, menos visible. Sin embargo, cuando me rebozo en la nieve, después de comer, lo que estoy haciendo es disfrutar de la vida, sin imposiciones de ningún tipo. En ese momento estoy siendo libre y es la sensación más agradable que existe.