Skip to main content

Nueva página web del SOV de Madrid


¡Hola! Tenemos nueva página web: www.sovmadrid.org
La página que estás viendo en estos momentos solo tiene información antigua.
Accede a nuestra nueva página web para estar al día de los últimos comunicados del sindicato.
¡Salud!

Vacuna contra el papiloma humano y el mercado de las vacunas.

Posted in

Exponemos este excelente trabajo cedido por el Dr Juan Gérvas, Médico de Atención Primaria y profesor honorario de Salud Pública en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. Nos da pie para indagar sobre la denominada por los medios de comunicación oficiales “primera vacuna contra el cáncer” y cómo empresas-medios de comunicación- partidos políticos forman un todo y aúnan esfuerzos para obtener beneficios. Del informe mostramos un resumen y las conclusiones extraídas por él mismo.

RESUMEN: Sobre el virus del papiloma humano VPH se observa que la infección recurrente, de la familia de los Herpes, es el principal factor de desarrollo de cáncer de cerviz, por lo que se propone disminuir su incidencia por el control de dicho virus. Éste se transmite por contacto, no por fluidos, durante el coito, por lo que el preservativo disminuye la probabilidad de contagio pero no lo elimina. Las mujeres se contagian al inicio de mantener relaciones sexuales, superando generalmente la infección de forma natural. A la postre comprobamos que son los factores de riesgo -higiene, seguimiento médico y detección precoz, contaminación, tabaquismo y otras causas ambientales cancerígenas, antecedentes familiares y cronicidad y recurrencia de la infección sobre todo- los determinantes del desarrollo de dicho cáncer. Se descubren al año unos 2000 casos de cáncer de útero y se producen 600 muertes, es decir, el 99’7% de mujeres mueren por otras causas. La edad media de diagnóstico es de 48 años y la de muerte de 60años. El método de prevención y detección común es la citología, realizada por el/la ginecólogo/a, y a la cual se somete el 75% de las mujeres cada 3 años. El 80% de las 600 muertas no se habían realizado previamente ningún examen. La vacuna contra el VPH provee de protección frente a 2 de las 15 cepas más oncogénicas (la 16 y la 18), abarcando el 70% de las infecciones. Es profiláctica (evita la infección), no terapéutica (no cura), por lo que es inútil en personas portadoras de dicho virus. Las autoridades la recomiendan en niñas de entre 9 y 12 años, y aquellas mujeres que no hayan mantenido relaciones sexuales. En cuanto a su eficacia: -Está demostrada en cuanto a disminución de la displasia (fase previa al cáncer que supone un crecimiento de células anormal sin síntomas nocivos) no en la disminución de cáncer en sí ni de muertes, durante ensayos clínicos muy seleccionados y con mujeres de entre 16 y 26 años. -No está demostrada en el grupo de niñas que se quiere vacunar, entre 9 y 12 años ni varones. -Su eficacia está demostrada durante 5 años, no para toda la vida como se da por hecho. -No hay datos de su efectividad en la población. -Está demostrada su ineficacia en mujeres no vírgenes. -No se han encontrados efectos adversos relevantes. El impacto esperable en salud es menor, por la baja mortalidad por cáncer de cuello de útero. Es imprudente hablar de “vacuna contra el cáncer de útero”, ya que la vacuna es contra el virus del papiloma humano. También es sorprendente la sobresimplificación y banalización, aludiendo a las tasas de incidencia y mortandad mundiales en vez de a las estatales, cuando es en los países pobres donde se concentran los índices más altos debido a la escasez de medios de detección, como es la citología. Quienes más se han interesado por dicha vacuna son grupos políticos y sociales conservadores, religiosos han puesto en una vacuna que referida a la conducta sexual resultan científicamente inentendibles las decisiones del Ministerio de Sanidad y las prisas de las distintas consejerías autonómicas por implantar el calendario vacunal. Conclusiones: No hay datos publicados que avalen la efectividad de la vacunación contra el virus del papiloma humano. No hay razones científicas que avalen las prisas por vacunar. No se han definido los objetivos de la vacunación. Desconocemos mucho, y esencial, sobre la historia natural del cáncer de cuello de útero. No sabemos el impacto sobre la percepción del riesgo de enfermedades de transmisión sexual. Vamos de extrapolación en extrapolación (grupos de edad en grupos de edad, de seroconversión a eficacia, de resultados intermedios a resultados finales, de duración probada del efecto a supuesto de por vida) y con ello se pierde en seguridad y en ciencia. Conviene prudencia. Si las autoridades políticas introducen la vacunación, conviene que los profesionales y la población conozcan sus beneficios y riesgos. En último término cabría plantear el consentimiento informado a las adolescentes. Sin olvidar la necesidad de estudios que permitan valorar el impacto y la seguridad de tal decisión. EL MERCADO Y EL ENTRAMADO EMPRESAS-MEDIOS DE COMUNICACIÓN-PARTIDOS POLÍTICOS. Los trabajadores sanitarios observamos la desinformación general sobre dicha enfermedad. Las distintas fuentes tienen puntos de vista contrarios, los datos estadísticos son un constante baile de cifras, y los propios especialistas, ginecólogos, obstetras, matronas e incluso oncólogos, se ven desbordaos por el alubión de preguntas que se desprenden de la incertidumbre sobre dicho fármaco y la propia afección. Pero el sentido común nos permite vislumbrar la lógica y motivación que hay detrás del establecimiento del nuevo calendario de vacunas: control de las masas por la publicidad. Empresas. Las empresas que comercializan estas vacunas son los laboratorios GlaxoSmithKline (GSK) que tiene la patente de Cervárix y Sanofi-Adventis (Sanofi) con Gardasil. Está apoyada entre otras por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, a favor de la distribución universal de la vacuna. Su motivación principal es obtener beneficios crecientes, y harán lo que sea por obtenerlos, a pesar de las vidas humanas, como lo demuestra la cantidad de fármacos obligados a retirar del mercado por sus estrepitosos efectos secundarios y pleitos interpuestos. Medios de comunicación. Todo tipo de promociones se han utilizado para difundir los beneficios del milagroso producto, LA PRIMERA CURA CONTRA EL CÁNCER DE LA HUMANIDAD. Impresionante, esperanzador pero FALSO. Desde congresos internacionales a charlas, visitadores, revistas especializadas, artículos y trabajos se propaga esta idea. Es normal que la comunidad científica se interese por el tema y lo quiera estudiar a fondo, pero cuando existe un interés en obtener unos resultados se llama manipulación. Tal vez el caso más escandaloso sea el de la concesión del premio Nóbel al descubridor de la vacuna contra el VHP (1*), mejor publicidad imposible. Se descubrió que dos miembros del tribunal que el 7 de diciembre de 2008 concedió el premio a Zur Hausen estaban relacionados con la farmacéutica AstraZeneca, poseedora de la patente de la vacuna desde que en 2007 compró Medimmune, primera en patentarla. Semejante escándalo, que se publicó en la prensa, habría sido suficiente para retirarle el galardón y suspender las vacunaciones. Poco después recibió en premio Príncipe de Asturias, a pesar de la oposición de numerosas sociedades tanto científicas como sociales. Políticos. “El Consejo de Ministros autorizó la comercialización de la vacuna el 24 de Agosto de 2007. El 10 de octubre del mismo, se reunió el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y se logró su aprobación en el calendario de vacunación, con la unanimidad de todas las CCAA. Lo que, a nivel sanitario, no era urgente meses antes se había vuelto inaplazable a nivel político.” “En España se han distribuido 1.146.000 dosis en 2007 y 2008. Hasta el momento se han notificado 103 casos de efectos adversos, 35 de ellos graves.” El caso de las niñas de Valencia, Carla y Raquel, también es indicativo de la manipulación existente entorno a la vacuna: en febrero de 2009 se ordenaba la retirada de un lote de vacunas debido a un cuadro sintomático convulsivo presentado por alrededor de 15 menores, de las cuales Carla y Raquel presentaron fuertes recaídas y tuvieron que ser ingresadas repetidas veces en la UVI. Mientras, la fundación científica Fundación Mérieux en un simposio internacional aseguraba que se trata de un “síndrome de conversión” o en otras palabras, una histeria. A las pocas horas el ministerio cerraba el caso. Pero nos encontramos con una ponencia, del mismo año del Centro de Estudios de Análisis Sanitarios (CAPS), que indica que el cuadro de convulsiones orgánicas –producidas por la vacuna- se pueden confundir con el de las psicógenas –producidas por la histeria- en un encefalograma, pero se pueden distinguir mediante la determinación de la hormona prolactina en sangre; ambas mostraron el doble de hormona sérica después de las convulsiones, las cuales se produjeron después de recibir la segunda dosis de vacuna, por lo que eran inducidas por ésta. La Fundación Mérieux tiene como socios a GSK, Sanofi y diversas sociedades dedicadas a la vacunación. En declaraciones de la ministra Elena Salgado afirma que España es uno de los países de menor incidencia de dicho cáncer del mundo. También reconoció que “La efectividad real de la vacuna sólo se conocerá dentro de 35 años” y que la incidencia de casos de cáncer de cuello uterino también han disminuido durante los diez últimos años. Sin vacuna, gracias a revisiones ginecológicas periódicas que evitan una infinidad de problemas. Países como Alemania ya se plantean su retirada. Mercado. A principios de 2008 solo la Junta de Andalucía compró una partida para sus infantas de 15.000 dosis, por un importe total de 15millones de €, (1000 por vacuna de 3 dosis). Pero, a pesar de este impresionante volumen, la vacunaciones de mujeres sexualmente activas forman el grueso del negocio de la vacuna, 75% del total. Al no estar incluidas en ningún programa deben abonar el importe íntegro. Se administra por recomendación ginecológica, a pesar que su eficacia en pacientes mayores de 18 y sexualmente activas es de un 17% y disminuye, evidentemente, aún más con la edad. Y suele aconsejarse a las mujeres de mayor nivel económico. El precio de venta al público 300€, 3 dosis. El mercado vacunal ha pasado en apenas unos años del abandono por su escaso rendimiento comercial, a una actividad febril, especialmente en torno al cáncer y las vacunas personalizadas. En los primeros 6 meses de 2007 Merck, compañía fabricante de la primera tetravalente (inmuniza para cuatro microorganismos), ha obtenido 2000 millones de dólares, el equivalente al todo 2006 y el doble que en 2005. Ahora tenemos una composición de lugar: las empresas farmacéuticas ponen todos los medios publicitarios a su alcance, alrededor de un 45% del gasto empresarial, en implantar el problema y la solución en el mismo paquete: cáncer y vacuna, jugando con el miedo y la esperanza. Los políticas obtienen beneficio electoral al adoptar medidas populistas (¡Cura contra el cáncer para todos!) que poco tienen que ver con un aumento de la salud poblacional. Y comisiones por conciertos entre las instituciones y las empresas productoras de la vacuna. Emplean los mass media para hacernos creer que caeremos fulminados si no hacemos lo que ellos nos dicen, consumir sus productos. Y estos medios usan a las empresas para emitir noticias que nos peguen al televisor o nos hagan comprar periódicos, tragándonos su publicidad. Por nuestro pánico presionamos a los gobiernos para que aceleren el proceso y todas estas empresas obtienen promoción extra por la difusión pública obligatoria, hasta que finalmente estos incluyen el remedio en el calendario de vacunas. Después desarrollan otra enfermedad. Mucho nos temeos que esta sarta de maniobras políticas y mercantiles menos tiene que ver con el bienestar de la población y si con su propio bienestar. El miedo es libre y, a pesar de todos los interrogantes y manipulaciones producidas entorno a la vacuna, todavía habrá personas que se deseen vacunar pensando que si hay una mínima posibilidad de que tenga efecto en ellos quieren intentar inmunizarse. Los políticos, empresarios, periodistas y algunos facultativos se han tomado demasiadas molestias en convencernos de que es buena y necesaria. Esta vacuna poco probada, poco eficaz y muy cara puede que no sea tan mortal como otros fármacos milagrosos, caso de la Talidomida en los años 80 (contra los síntomas malignos de embarazo que producía malformaciones fetales) o el Vioxx en los 90 (analgesia que producía anginas de pecho, 26.000 demandas a Merk), pero lo que está claro es que forma parte de un circo en el que nosotros somos las pulgas que deben saltar por el aro. Por último hacer hincapié de que esto es lo que pasa cuando son las empresas las que deciden lo que es bueno o no para ti, las que deciden qué enfermedades son las rentables, las que promueven la formación científica sanitaria, las que controlan la información y las que deciden de qué debes morir. Si quieres ser tú quien decide organízate y lucha, no te queda otro remedio. Si no estás condenado a que te sigan tratado como a una res. Nota 1* Bertil Fredholm, presidente del comité de cinco miembros que evalúa a los candidatos para el novel, había trabajado como consultor para AstraZeneca en 2006 y que entre los 50 miembros del comité del Instituto Karolinska se encuentra también Bo Angelin, experto en metabolismo y miembro del comité de dirección de la compañía desde julio del año pasado. Dossier descargagle: "La vacuna contra el virus del papiloma humano desde el punto de vista de la atención primaria en España." (Dr. Juan Gervás)