Skip to main content

Nueva página web del SOV de Madrid


¡Hola! Tenemos nueva página web: www.sovmadrid.org
La página que estás viendo en estos momentos solo tiene información antigua.
Accede a nuestra nueva página web para estar al día de los últimos comunicados del sindicato.
¡Salud!

Victoria contra Millward Brown por relación laboral encubierta de becarios

Finalmente, la consultora de marketing Millward Brown, ha accedido a pagar 2.500 de los 3.000 euros que pedía el compañero del SOV de Madrid por su trabajo desempeñado en la empresa, en la cual, lo mismo que otras 17 personas en aquel momento y que tantísimas personas en los últimos años, estaba contratado con la modalidad becaria y realizando un trabajo cualificado e indispensable para la empresa.

La empresa no reconoce el informe de la inspección laboral, en el que queda en evidencia el fraude del contrato becario, y que da fe de que en esa empresa todas las personas son trabajadoras. Negándose en un principio la empresa a pagar un solo céntimo y a la espera de juicio, el sindicato contactó anunciando que si no se accedía al pago se declararía conflicto con la empresa, accediendo la empresa de inmediato al acuerdo satisfactorio para el trabajador.

Este caso, que consideramos una victoria más de la acción directa frente a la acción mediada por los tribunales o los profesionales del sindicalismo, no ha sido en absoluto una victoria gracias a la lucha de un trabajador aislado.

Esta empresa no habría accedido a las peticiones del trabajador si no fuera por la presencia que en los últimos años ha tenido la CNT en el polígono industrial Julián Camarillo, lugar en el que se encuentra la empresa, y donde la Sección de Telecomunicaciones y Servicios Informáticos del SOV de Madrid ha dado a conocer la CNT y sus métodos de lucha en diferentes conflictos como la campaña por el convenio colectivo de consultoría, las luchas en Indra, TNS y otras empresas del sector informático, así como la propaganda realizada en distintas huelgas y por el primero de Mayo.

También tenemos la impresión de que la actividad en el reciente conflicto declarado por la CNT y el conjunto de la AIT contra el Banco Santander ha podido influir en la repentina voluntad de la empresa de zanjar el asunto.